María Luisa Valenzuela Garrido

Todos los dias, al comenzar mi jornada de trabajo, le rezo a Ángel Muñoz de Morales, su fotografía esta en mi mesa de trabajo, junto al teclado de mi ordenador, también en la de mis compañeros. Él nos ha protegido durante un largo periodo en el cual nos acosaron laboralmente.
En breve me concederá otra petición. Su Santidad es evidente para mi y lo será para los demás. La luz de Cristo le rodea.

mlvalenxuela@jccm.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *