Shemá, recordando al Padre Ángel (II)

Te sentirás acorralado

te sentirás sólo y perdido

tal vez caigas en la tentación

de desear no haber nacido.

Pero recuerda…

recuerda siempre que Cristo está contigo.

Nunca te entregues al pesimismo.

Nunca te pares en el camino.

Nunca digas “¡Dios no está conmigo!”

Nunca olvides o dudes ¡Cristo está contigo!

Que la vida es bella

¿Quién lo discute?

Que la vida la creó Dios para disfrute

¿Quién lo niega?

Que Cristo está en los caminos de la vida

¿Quién no lo experimenta?

Pero recuerda con alegría:

La vida es de Dios y no nuestra.

Y si unos hombres le quitan a otros la vida, no sólo son asesinos, también son adversarios del que Creó la Vida, y la Vida Eterna. Así que siempre recuerda que Cristo está contigo.

-0-0-0-0-0-0-0-0-0-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *