Semana Santa 2022, en Almadén

27 Octubre 2016

 Junto con la Parroquia de Almadén se ha organizado la segunda marcha al lugar del martirio en el Km 16 de la carretera a Agudo. Se celebrará el sábado 5 de noviembre y la salida, desde la Parroquia de Almadén está prevista para las nueve de la mañana de ese día. En archivo anexo está el anuncio de la convocatoria que contiene datos de interés  para quienes deseen hacer  la marcha-peregrinación.

– Don Francisco del Campo Real, Delegado de la Diócesis de Ciudad Real para la Causa de los Santos, o sea, responsable de la preparación y administración de la Causa de Beatificación de nuestro Mártir y de los otros 99 mártires de la Diócesis de Ciudad Real, ha escrito un artículo en la revista dominical Diocesana » Con vosotros» que por su interés reproducimos, por lo que representa de esperanza añadida al deseo de todos de que nuestros mártires sean glorificados e inscritos como Beatos en el libro de los Santos de la Iglesia. Este es el texto:

«LA IGLESIA DE CIUDAD REAL Y SUS MARTIRES

Nos preguntamos: ¿Es aún la hora de los santos y mártires, en un momento de indiferencia religiosa, en una época que calla sobre Dios, en los años de la «noche ética»? La respuesta más sensata es que precisamente hoy Ciudad Rea es Iglesia de santos y de mártires.

Gran noticia es la carta fechada el 20 de julio de 2016 por la que la Santa Sede ha comunicado que NADA OBSTApara que se pueda realizar la Causa de beatificación o Declaración de martirio de los siervos de Dios Antonio Martínez Jiménez, sacerdote diocesano y 99 compañeros (75 sacerdotes, una religiosa Franciscana de la Purísima Concepción y 24 laicos), asesinados por odio a la fe, en los años1936- 1939. Rasgos comunes de estos fieles cristianos: fueron hombres y mujeres de fe y oración, particularmente centrados en la Eucaristía y en la devoción a la Santísima Virgen; por ello, mientras les fue posible, incluso en el cautiverio, participaban en la Santa Misa, comulgaban e invocaban a María con el rezo del Rosario; eran apóstoles y fueron valientes cuando tuvieron que confesar su condición de creyentes; disponibles para confortar y sostener a sus compañeros de prisión; rechazaron las propuestasque significaban minusvalorar o renunciar a su identidad cristiana; fueron fuertes cuando eran maltratados; perdonarona sus verdugos y rezaron por ellos; a la hora del sacrificio, mostraron serenidad y profunda paz, alabaron a Dios y proclamaron a Cristo como el único SeñorLa Comisión de Peritos que en todo momento acepta la decisión de la Congregación de los Santos manifiesta que este grupo podría ser tenido como signo de esperanza, testigos de Dios y de la humanidad nueva para las generaciones presentes y venideras.»

Un cordial saludo para todos

8 noviembre 2016

«Con vosotros» es una revista dominical que publica la Diócesis de Ciudad Real. Éste que se adjunta es el número del domingo 6 de noviembre y viene casi íntegramente dedicado a los Mártires españoles del siglo XX, cuya memoria litúrgica se hacía ese día. Destaca en su portada la dedicación »   La Iglesia de Ciudad Real y sus Mártires» y el artículo que glosa ese título que firma Don Francisco del Campo Real, Delegado para la Causa de los Santos de la Diócesis. Otros artículos, de diferentes firmas comentan ese memorial. Pero tenemos que destacar  la entrevista realizada a Teresa Muñoz de Morales Román, conocida y querida por todos nosotros ya que es  sobrina del Mártir Siervo de Dios Ángel Muñoz de Morales Sánchez-Cano, miembro de la Junta Directiva de la «Asociación de Amigos de Ángel de Almadén». . Para leer la revista basta pinchar en el enlace
https://goo.gl/jO6U9I
Un cordial saludo a todos.

«Con Vosotros»

Contiene la entrevista a Teresa Muñoz de Morales. La revista es de noviembre de 2016

«Con vosotros» es una revista dominical que publica la Diócesis de Ciudad Real. Éste que se adjunta es el número del domingo 6 de noviembre y viene casi íntegramente dedicado a los Mártires españoles del siglo XX, cuya memoria litúrgica se hacía ese día. Destaca en su portada la dedicación »   La Iglesia de Ciudad Real y sus Mártires» y el artículo que glosa ese título que firma Don Francisco del Campo Real, Delegado para la Causa de los Santos de la Diócesis. Otros artículos, de diferentes firmas comentan ese memorial. Pero tenemos que destacar  la entrevista realizada a Teresa Muñoz de Morales Román, conocida y querida por todos nosotros ya que es  sobrina del Mártir Siervo de Dios Ángel Muñoz de Morales Sánchez-Cano, miembro de la Junta Directiva de la «Asociación de Amigos de Ángel de Almadén». . Para leer la revista basta pinchar en el enlace
https://goo.gl/jO6U9I

6 de noviembre de 2014

El 6 de noviembre la Iglesia recordará a los Mártires del siglo XX en España. Con ese motivo y para honrar la memoria de todos ellos y con sentido didáctico Don Francisco del Campo Real, Delegado Diocesano para la Causa de los Santos en la Diócesis de Ciudad Real,  ha escrito una serie de artículos que van a ser publicados bajo el título genérico de «MÁRTIRES». Hoy se inicia la serie que honra nuestro blogg con el que sigue a continuación.

     Los mártires forman parte del paisaje cristiano desde el inicio de la Iglesia. Ellos constituyen lo más preciado y fundante de la historia primitiva y de los siglos siguientes hasta nuestros días. Constituyen el ejemplo más representativo de la fidelidad y del testimonio de los creyentes. Nuestros altares se levantan sobre sus reliquias y nuestra apología los presenta con orgullo en sus primera páginas.

      Es verdad que, a menudo, el martirio puede parecer ambiguo por alguna de sus partes. Resulta claro que los mártires mueren por confesar a Cristo o por no renegar de él, pero no siempre  nos son tan evidentes las motivaciones de los verdugos. El odio a Dios, presente en la definición del martirio, admite variantes, aunque no siempre son contrapuestas, ya que la incomprensión del elemento religioso está casi siempre presente.

      Naturalmente, la glorificación posterior del mártir suscita el rechazo de quienes se sitúan al otro lado de la orilla. Ya la muerte de Cristo suscitó la llamada cuestión judía y otro tanto ha sucedido con los muchos mártires que en la historia han sido. Allí donde hay mártires ha habido verdugos y la celebración parece redundar en su desdoro. ¿Ha dejado alguna vez la comunidad creyente de venerar a sus testigos más cualificados por temor a desagradar o dificultar la reconciliación?, ¿No se trata más bien de un problema falso?

      Cuando se habla de persecución religiosa nos referimos a la que sufrió la Iglesia Católica en toda España, y en concreto en la diócesis de Ciudad Real, desde el 18 de julio de 1936 hasta el 31 de marzo de 1939, en el contexto de la guerra civil, en el territorio republicano, llamado también zona roja. Se prescinde, por consiguiente de las acciones represivas de tipo político y social de ambas zonas, porque estas no tuvieron carácter antirreligioso, aunque pusieron en evidencia la violencia de la lucha fratricida.

     Al hablar de víctimas no se alude a los caídos en operaciones militares ni a los asesinados por motivos políticos, sino a los que entregaron sus vidas por amor a Dios y sólo por este motivo.

      Por ello, se hablaba ya entonces de martirio y de mártires. Pero este apelativo sólo puede darse, de momento, a los que han recibido el reconocimiento oficial de la Iglesia. A todos los demás se les aplica de modo impropio. No todos los que entregaron sus vidas durante la persecución religiosa pueden llamarse mártires, ni todos los que han muerto por la fe han recibido el reconocimiento oficial del culto litúrgico, reservado solamente a los que han obtenido la sanción solemne de la Iglesia, tras un complejo proceso en el que se demuestra la existencia de los elementos teológicos esenciales del martirio: que la víctima sea cristiano, que muera «in odium fidei» (odio a la fe), que acepte las torturas y la muerte por amor a Dios y fidelidad a Cristo, virtudes que se manifiestan además en el perdón explícito a los asesinos y en la oración por ellos, a imitación de Cristo en la cruz. Para verificar estos datos, la Iglesia instruye un minucioso análisis con severas normas que permiten recoger testimonios orales y escritos, todos ellos auténticos, hasta apurar la verdad de los hechos.

     Todos los caídos de la guerra y los que sufrieron la represión en ambos bandos por la defensa de unos ideales políticos y sociales merecen el máximo respeto y son recordados como héroes y modelos a imitar por quienes siguen semejantes ideologías, pero no deben ser equiparados a quienes dieron sus vidas por motivos exclusivamente religiosos, es decir, sólo por amor a Dios.

                                                                         ,-o-O-o-.

Don Francisco y la Causa de los mártires del siglo XX en Ciudad Real

9 de diciembre de 2014

Don Francisco del Campo Real, Delegado para la Causa de los Santos en la Diócesis de Ciudad Real sufrió, va a hacer pronto un año, una delicadísima y peligrosa  operación quirúrgica  . Afortunadamente, gracias a Dios y a la intercesión de «sus» mártires, se encuentra ya en la fase final de su recuperación y ha tenido el gesto de que una de sus primeras salidas lo haya sido para enterarse del estado en que se encuentra la Causa de los mártires entre los que se encuentra nuestro «amigo» el Siervo de Dios Ángel Muñoz de Morales. He aquí lo que a ese propósito escribió el pasado día 5 para todos los «amigos» de la Asociación:
«Queridos amigos: Esta mañana he estado en el Obispado de Ciudad Real y he visitado al Ilmo.Sr. Don Bernardo Torres, Vicario Judicial y Juez Delegado en la Causa de Canonización de nuestros mártires de la Diócesis de Ciudad Real para interesarme como Delegado Diocesano para la Causa de los Santos por las últimas gestiones llevadas a cabo en esta semana. D. Bernardo ha sido recibido por la autoridad competente de la Congregación y me ha manifestado que «nuestra causa» integrada por CIEN  mártires de los que se posee ha enviado la documentación precisa según la legislación vigente sigue su curso normal y se espera pronta notificación oficial para  subsanar, si fuere preciso, lo que nos indiquen y llevar a cabo la presentación de la POSITIO.  Aprovecho para agradecer a cuantos habéis rezado por mi recuperación con palabras de  Santa Teresa de Ávila: «Andan ya las cosas del servicio de Dios tan flacas, que es menester hacerse espaldas unos a otros los que le sirven para ir adelante… es menester buscar compañía para defenderse… y crece la caridad con ser comunicada» (Vida, cap.7,22).El Adviento es un tiempo fuerte de oración: tiempo para hacer plegaria de petición, y sobre todo, oración de profesión de fe. Tiempo de ver y de creer. Ejemplo nos dieron nuestros mártires. Con todo cariño, os deseo Feliz Navidad. Francisco del Campo RealDelegado Diocesano de las Causas de los Santos».
Dos importantes noticias en un solo escrito: el que Don Francisco retome de nuevo su actividad ministerial así como la de la  importante Delegación que ocupa dentro del gobierno de la Diócesis y que nuestro mártir, el Padre Ángel, se encuentre un poquito más cerca de su glorificación. No podíamos recibir «regalos» más importantes en estas fechas. Estamos «espaldas con espaldas unos a otros que nos sirven para ir adelante»….dando gracias a Dios por los importantes beneficios que nos concede y que nos animan a seguir adelante Gracias Don Francisco. Laus Deo.